385 Grados
Opinión

Uso de anteojos: ¿por qué los necesitamos?

*La agudeza visual es la capacidad de ver de manera nítida. 

385 Grados / OPINIÓN / Angel SALDAÑA (Universidad Autónoma de Tlaxcala) / Hola amigos y lectores seguimos con esta columna de salud, ahora hablaremos sobre nuestros OJOS, mi preguntaría sería ¿Cuántas veces nos hemos checado la vista? Pues realmente muy pocas veces verdad y lo enfatizaría que es un problema muy común en nuestros hijos más lo que ya están en aulas. A propósito de nuevamente el regreso a clases.

La agudeza visual es la capacidad de ver de manera nítida y detallada; cuando una persona tiene problemas de la vista suele requerir el uso de anteojos para mejorarla.

Los ojos son los órganos de la visión y todas sus partes trabajan en conjunto para lograrlo:

La córnea es la capa más externa y transparente del ojo, tiene forma de cúpula que recibe la luz y la refracta, es decir, la dirige.

La pupila está al centro en forma de círculo, se encuentra dentro del iris.

El iris es la parte que tiene color, ayuda a controlar la cantidad de luz que entra a través de la pupila.

El cristalino, también llamado “lente natural”, es una capa blanda y flexible que modifica su curvatura para ayudarnos a enfocar los objetos situados a diferentes distancias.

La retina es una capa de tejido que por medio de sus receptores convierten las imágenes que percibimos en señales eléctricas.

El nervio óptico recibe dichas señales y las envía al cerebro para interpretarlas.

Algunas personas con problemas de la vista tienen un defecto en la refracción (dirección) de la luz que ocasiona un enfoque inadecuado de la imagen sobre la retina y, por lo tanto, una visión borrosa y poco nítida; a esto se le denomina “ametropías”.

Datos Epidemiológicos según la OPS:

A nivel mundial, se estima que aproximadamente 1300 millones de personas viven con alguna forma de deficiencia visual.

Con respecto a la visión de lejos, 188.5 millones de personas tienen una deficiencia visual moderada, 217 millones tienen una deficiencia visual de moderada a grave y 36 millones son ciegas (1).

A nivel mundial, las principales causas de la visión deficiente son los errores de refracción no corregidos y las cataratas.

La mayoría de las personas con visión deficiente tienen más de 50 años.

Los más comunes se describen a continuación:

Miopía: los rayos de luz pasan por delante de la retina en lugar de hacerlo sobre ella, lo que traduce en una dificultad para ver los objetos que están lejos.

Astigmatismo: ocurre cuando el ojo en lugar de ser redondo tiene una forma más alargada, como la de un huevo, y genera visión borrosa a cualquier distancia.

Hipermetropía: contrario a la miopía, en este padecimiento los rayos de luz pasan por detrás de la retina, y ocasiona una visión borrosa de cerca, mientras que los objetos lejanos se pueden ver con claridad.

Presbicia: se le conoce de manera coloquial como vista cansada; a diferencia de los anteriores que suelen ocurrir en personas más jóvenes e incluso desde el nacimiento, esta es una condición que ocurre con el envejecimiento. Definida como la incapacidad de enfocar las cosas de cerca, debido al endurecimiento del cristalino, empieza de manera natural en personas mayores de 35 años.

Para corregir estos defectos recurrimos al uso de anteojos, o lentes de contacto, los cuales van a conseguir que el enfoque luminoso se dirija a la retina para mejorar la agudeza visual.

Existen varios tipos de lentes para cada situación:

Monofocales: corrigen los problemas de visión a una sola distancia, se utilizan para personas con miopía o hipermetropía.

Bifocales: admiten enfocar a dos distancias. Llevan una media luna abajo (para ver de cerca) que se usa para leer y otra arriba (para ver de lejos); por lo regular, se indican para la vista cansada.

Progresivos: también llamados multifocales, dentro del mismo lente permiten ver a 3 distancias, es decir, de cerca (a menos de 40 cm), media distancia (40 cm a 1 m) y lejos (más de 1 m), con una visión clara y relajada.

Ocupacionales: tienen un campo de visión intermedia más amplio, y se ajusta mejor a las necesidades en personas que requieren una visión media, por ejemplo, quienes usan la computadora durante toda una jornada laboral; la persona con uso de anteojos progresivos debe reclinar la cabeza hacia arriba para ver con la parte central de lente el monitor o aquellos con lentes monofocales/bifocales solo pueden ver de cerca o lejos.

Existen varias razones por la que las personas no los usan, puede ser por estética o incluso porque piensan que usar lentes empeora la vista.

Origen de este mito: necesidad de requerir las gafas para ver bien.

Otra razón es que las personas que utilizan lentes se acostumbran a ver de manera clara y al momento de retirarlos experimentan el contraste de la vista sin corrección.

Los lentes que no están graduados de manera correcta para los ojos de la persona que los necesita ocasiona mayor tensión en los ojos. Antes del uso de anteojos, siempre es necesaria la revisión médica y no ponernos los de otra persona o comprar unos mal graduados.

Para concluir quisiera enfatizar que la valoración de agudeza visual se tiene que hacer de manera periódica ya que estas alteraciones visuales se complican dia a dia, es aconsejable acercarse a atención medica desde el primer momento que nos percatamos de un cambio en nuestra visión.

Related posts

Otro hallazgo de hombre sin vida, ahora en Yauhquemehcan 

admin

Acá entre nos… Inaplazable, combatir la contaminación de nuestros ríos

admin

Pensar, decir y hacer: Responsabilidad de la 4T

admin

Leave a Comment