385 Grados
Congreso

Busca diputada Gabriela Esperanza Brito Jiménez legislar a favor de la eliminación de la violencia obstétrica

*Presentó diversas modificaciones a la Ley que Garantiza el Acceso a las Mujeres una Vida Libre de Violencia y a la Ley de Salud, ambas del Estado de Tlaxcala.

385 Grados / Tlaxcala / REDACCIÓN / La diputada Gabriela Esperanza Brito Jiménez, integrante del grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (PT) de la LXIV Legislatura del Congreso del Estado, presentó ante el Pleno de esta Soberanía, la iniciativa con proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones a la Ley que Garantiza el Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en el Estado de Tlaxcala y a la Ley de Salud del Estado de Tlaxcala.

En la máxima tribuna tlaxcalteca, la congresista manifestó la importancia de garantizar servicios de salud dignos para las mujeres tlaxcaltecas, durante el embarazo, el parto y el puerperio, derivado de que a nivel mundial las mujeres han tenido que soportar un trato descortés, intolerante, humillante y, en algunos casos, hasta negligente durante la atención de su embarazo y gestación.

De aprobarse dicha iniciativa, se adicionarán las fracciones IX y X, recorriéndose las demás de manera subsecuente, al artículo 63 de la Ley que Garantiza el Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en el Estado de Tlaxcala, a fin de priorizar la capacitación y sensibilización de los prestadores de servicios de la salud, respecto a la violencia obstétrica y el parto humanizado.

En ese mismo sentido se busca promover la reducción de cesáreas, atendiendo a los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al igual que se deberán ejecutar acciones que permitan la difusión de los derechos y medios administrativos y judiciales, para hacer del conocimiento de las autoridades los actos de violencia obstétrica.

De igual manera se adiciona el artículo 99 bis a la Ley de Salud del Estado de Tlaxcala, a fin de establecer dentro de las facultades de la Secretaría de Salud, la implementación de programas, lineamientos y protocolos de atención obstétrica entre el personal médico, hospitalario y administrativo del sector salud, con el objetivo de asegurar un trato digno y con perspectiva intercultural a las mujeres gestantes, en el parto y en el puerperio, garantizando el derecho al parto humanizado.

Related posts

Propone diputada María Guillermina Loaiza Cortero reformar el Código Civil y Penal local

admin

Niños y niñas de Yauhquemehcan Santa los espera para sacarse la foto 

admin

Aprueba Congreso local desincorporación de un bien mueble al municipio de Quilehtla

admin

Leave a Comment